PERSONERIA JURIDICA EN TRAMITE: 7965053

Santiago del Estero 1927 - Dto. 1 Of.3 - C.A.B.A.

 

 
 

Tratado Ant√°rtico



 



Arturo Frondizi conversa con el secretario de Marina, contralmirante Gastón Clement, a bordo del Bahía Aguirre. Foto de marzo de 1961.
La Conferencia Antártica se inauguró en Washington D. C., Estados Unidos el 15 de octubre de 1959, en una atmósfera de incertidumbre, concurriendo en ella representantes de doce estados, de los cuales siete reclamaban su soberanía sobre alguna fracción del continente antártico, entre los cuales estaban: Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido.

Cuarenta y cinco días después se firmó el Tratado Antártico.

Los derechos territoriales reclamados por Argentina, Chile y Reino Unido se superponían de manera considerable. Mientras, otros cinco países (Bélgica, Estados Unidos, Japón, Sudáfrica y Unión Soviética) habían realizado exploraciones en la región sin haber presentado reclamaciones territoriales. Existían aspectos de la futura reglamentación para la Antártida que tenían el consenso general de las naciones, como por ejemplo la pacificación del continente, que tenía que quedar excluido de toda actividad de índole bélica, como también la garantía de investigación científica para cualquier país que lo deseara. El problema más complejo fue la consideración de los reclamos de soberanía.

La posici√≥n de la Argentina consist√≠a en establecer el uso pac√≠fico de la Ant√°rtida y la cooperaci√≥n cient√≠fica dentro de los l√≠mites convenidos, y que la Conferencia no modificara en lo m√°s m√≠nimo los derechos de las partes. Respecto de la utilizaci√≥n del territorio, el Gobierno argentino sosten√≠a la necesidad de poner l√≠mites a la libertad absoluta, con el prop√≥sito de preservar los intereses ecol√≥gicos, y prohibir las pruebas nucleares y el dep√≥sito de residuos radiactivos. La √ļltima proposici√≥n tom√≥ por sorpresa a la delegaci√≥n estadounidense como a la sovi√©tica, y la insistencia argentina en la misma estuvo cerca de provocar una crisis en la reuni√≥n, no solo a nivel internacional, sino tambi√©n dentro del gobierno de Arturo Frondizi.

El tratado fue firmado finalmente el 1 de diciembre de 1959, y se mantuvo de acuerdo con las exigencias por parte de Argentina en el sentido que se tenían que proscribir las actividades de naturaleza militar. El Tratado Antártico entró en vigencia el 23 de junio de 1961. El pacto tuvo cierto éxito puesto que la zona se mantuvo libre de conflictos. El consejo también logró internacionalizar y desmilitarizar el continente antártico, en el que se prohibieron realizar pruebas nucleares y almacenar residuos radiactivos. Durante la Guerra Fría estas actividades se desarrollaban con gran intensidad por las potencias beligerantes. Se aseguró que la región sea utilizada con fines pacíficos, incluyendo principalmente la exploración conjunta e investigaciones científicas. Los países signatarios obtuvieron libre acceso a toda la región con derechos recíprocos a inspeccionar sus instalaciones.

En la Isla Decepción, el presidente Arturo Frondizi brinda un discurso que es transmitido por radio.
En su discurso del 1 de mayo de 1960, Frondizi le dedicó un párrafo a la Conferencia sobre la Antártida, afirmando que la Argentina había podido incluir en el tratado su oposición a la internacionalización de la zona. Los principios de libertad y cooperación científica también habían sido incluidos en el tratado.

Luego de la firma del tratado, Frondizi visitó la Antártida. El 6 de marzo de 1961 embarcó, junto a su comitiva, en el Bahía Aguirre para ir hasta la base de Decepción (Isla Decepción). La travesía de ida fue algo incómoda, ya que tuvieron que soportar fuertes temporales en el cruce del paso Drake.

El 8 de marzo por la tarde fonde√≥ en la Bah√≠a 1¬ļ de Mayo, y conjuntamente con el rompehielos General San Mart√≠n se rindieron los primeros homenajes a las autoridades que desembarcaban, siendo trasladadas en helic√≥pteros y lanchas al destacamento donde se repitieron los honores. El vicario castrense Donamin realiz√≥ una misa, y desde all√≠ Frondizi brind√≥ un discurso al pa√≠s y salud√≥ a los miembros de la Armada Nacional, a los investigadores, a los cient√≠ficos y a los t√©cnicos.
Vuestro desinteresado sacrificio y el de los compatriotas que os precedieron han hecho posible, a lo largo de dos generaciones, afirmar de modo real y efectivo que la Ant√°rtida Argentina es para siempre parte inseparable del territorio nacional. Desde hace medio siglo, de todas las latitudes han llegado a la Ant√°rtida hombres de varias naciones para arrancar ‚ÄĒen dura lucha con el medio‚ÄĒ sus secretos a una naturaleza hostil, y para ello deben realizar un esfuerzo que reviste car√°cter de haza√Īa... a base de energ√≠a, voluntad y vigoroso esfuerzo espiritual y f√≠sico.

 

 


Autor: Rodolfo Cerminara
Visitas: 27

Noticias Destacadas

La coinfeccion de covid 19 e influenza conocida como flurona

VARIANTE DELTA EN ARGENTINA

NUEVO MAPA DE LA ARGENTINA

 

 

 

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados

ecoestadistica.com